Cinco canciones para una Tierra Grata esperanzada

En Tierra Grata sabemos que mientras lees y escuchas noticias para mantenerte informados, sientes en algún momento agotamiento mental por tantos hechos desesperanzadores que acontecen en el país. Por eso, esta vez decidimos compartirte cinco canciones que hacen parte de los sonidos con los que iniciamos el día y que nos motivan a trabajar para lograr más igualdad de oportunidades.

Los artistas que te compartimos vienen desde diferentes puntos, porque creemos que la diversidad de sus ritmos y letras ayudarán a recuperar de nuevo la empatía con los pueblos y las víctimas de nuestro país.

Puedes escuchar estas y más canciones en nuestra playlist de Spotify. Esperamos que la disfruten y que, sobre todo, no pierdas la esperanza.

Plu con Pla Tumaco

No más Velorio

Pescado plumada con plátano es una comida popular del pacífico que se ve abreviado en el nombre de este grupo artístico que desde Tumaco – Cauca, una región caracterizada tanto por la violencia como por su cultura, fusiona los ritmos del currulao con sutiles notas electrónicas. En la canción No más Velorio cantan en nombre de pueblos que, resilientes y cansados del desplazamiento y el hostigamiento armado, desean vivir en paz.

“Fuimos a la libertad y nos trajeron la guerra. Yo no entiendo cuanto mal nosotros les hemos hecho, me parece que a la vida ya perdimos el derecho”.

La Muchacha

Los ríos

El origen de la palabra “mujer” es incierto, pero se le asocia popularmente al latín mulier, que significa “débil”. La manizaleña Isabel Ramírez reconstruye este concepto e inspirada por la canción protesta de los años 60, fusiona su guitarra acústica con ritmos del reggae y el hip hop para hablar en nombre de movimientos feministas, campesinos y hasta de los vendedores ambulantes. En la canción Los ríos se transmite un crudo mensaje a las empresas privadas con intereses en los recursos naturales.

“Déjeme quieto el río porque o si no, no respondo. Deje sana la loma porque se le va bien hondo el machetazo”.

Edson Velandia y Adriana Lizcano

Su madre patria

El rostro de Edson quizá no sea tan popular como la máscara de burro con la que aparece en muchos de sus videos. Nació en Bucaramanga escuchando coplas y los chistes de su padre, quien solía salir en un programa de televisión los sábados en la noche. Su música es marginal y una mezcla entre carranguero y culebrero. Funcionó tan bien que creó un género musical nuevo al que bautizó Rasqa. Junto con Adriana Lizcano canta Su madre patria, una letra visceral desde la brecha social y dedicada a la burguesía politiquera y corrupta colombiana.

“Evada todos los impuestos y apoye a su candidato, pa’que agilice el contrato dele coima al enemigo, cianuro dele al testigo y dele cuota al paraco”.

Las Áñez

En la lucha

Las hermanas bogotanas llaman tanto la atención tanto por ser artistas gemelas como por la similitud de sus talentos vocales. Su música es de un minimalismo instrumental, con sonidos artesanales, andinos y con breves sonidos de electropop. Le han cantado poesías a un tomate, al tiempo y hasta a un dios migratorio plurinominal. En la lucha se puede interpretar desde muchos ángulos y seguramente tú tengas uno propio.

“Que qué colmo que no escucho, que el tono es mucho que no hiera. Ya no vale ser sincera, aunque se sepa que no es justo apoyar lo de mal gusto”

Adrián Villamizar

Solo la verdá

Este compositor y médico argentino creció entre los pueblos juglares del Sur de La Guajira y es el responsable de que el Festival Vallenato fuese declarado por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En el festival de Gaitas de San Jacinto Bolívar 2018, conmocionó al público con esta canción que le otorgó el premio de Mejor Canción Inédita. Se inspiró en las víctimas del conflicto, del que también hace parte por el asesinato de su padre.

“La sangre te pone ciego y te torna un animal, contame quiénes lo hicieron, decime cómo lo hicieron, pa’ que pueda perdonar”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *